CAPÍTULO XXVI

Al lado del pozo había un viejo muro de piedra en ruinas. Cuando volví de mi t